site de poesias coligidas de
F E R N A N D O   P E S S O A
http://www.fpessoa.com.ar

<<Voltar-Volver>>


O Pastor Amoroso
O pastor amoroso perdeu o cajado,
E as ovelhas tresmalharam-se pela encosta,
E de tanto pensar, nem tocou a flauta que trouxe pira tocar.
Ninguém lhe apareceu ou desapareceu.
Nunca mais encontrou o cajado.
Outros, praguejando contra ele, recolheram-lhe as ovelhas.
Ninguém o tinha amado, afinal.
Quando se ergueu da encosta e da verdade falsa, viu tudo:
Os grandes vales cheios dos mesmos verdes de sempre,
As grandes montanhas longe, mais reais que qualquer sentimento,
A realidade toda, com o céu e o ar e os campos que existem, estão presentes.
(E de novo o ar, que lhe faltara tanto tempo, lhe entrou fresco nos pulmões)
E sentiu que de novo o ar lhe abria, mas com dor, uma liberdade no peito.
El pastor amoroso perdió el cayado,
Y las ovejas dispersáronse por la ladera,
Y de tanto pensar, ni tocó la flauta que trajo para(*) tocar.
Nadie se le apareció o desapareció.
Nunca más encontró el cayado.
Otros, maldiciendo contra él, recogiéronle las ovejas.
Nadie lo había amado, al final.
Cuando se erguió de la ladera y de la verdad falsa, vio todo:
Los grandes valles llenos de los mismos verdes de siempre,
Las grandes montañas de lejos, más reales que cualquier sentimiento,
La realidad toda, como el cielo y el aire y los campos que existen, están presentes.
(Y de nuevo el aire, que le faltara tanto tiempo, le entró fresco en los pulmones)
Y sintió que de nuevo el aire le abría, pero con dolor, una libertad en el pecho.
O Pastor Amoroso
Alberto Caeiro

(*) N.d.T: Supongo un error de ortografía en el original, para o pra y no pira.

©2004-12-05 by Sebastián Santisi, all rights reserved.


<<Voltar-Volver>>


cuandolimafueparis.com.ar